La ciudad mas antigua

 

La ciudad de Ibiza es la más antigua de las Baleares y una de las más antiguas de España y del Mediterráneo Occidental. Fue fundada el año 654 antes de Cristo por los fenicios, pueblo marinero y comerciante proveniente del Mediterráneo oriental.

Su nombre deriva de la Palabra fenicia Ybosym, isla del dios Bes, el que protege de las serpientes, puesto que en estas islas no existe ningún animal dañino. Ybosym se convirtió en importante centro de redistribución en las rutas de comercio entre Cartago y sus colonias ibéricas. Durante las guerras púnicas se opuso a Roma, resistiéndose al asedio al que le sometió Cornelio Escipión el Africano, pero no perdió la oportunidad de pactar con el Senado Romano cuando intuyó que Cartago llevaba las de perder. Aunque cambia su nombre, que pasa a ser Ebusus, permanece fiel a su pasado púnico pues la romanización se dio de forma lenta y poco intensa. La Necrópolis de Puig d’es Molins es una de las mejor conservadas del mundo púnico.

 

guias-ibiza-historia

 

A la caída del Imperio Romano se dieron tiempos de inseguridad a causa de invasiones vándalas y bizantinas, hasta que en el 902 las Baleares quedan anexionadas al califato de Córdoba, bajo la denominación de Islas Orientales de Al-Andalus. Madina Yebisah era el nombre de la ciudad. Fueron los bereberes musulmanes los que hicieron florecer de nuevo estas islas, que sirvieron de cuna a algún personaje famoso, como el poeta Al-Sabini, y dejaron unas huellas muy claras en el paisaje geográfico y humano.

 

guias-ibiza-historia1

 

La Corona de Aragón en su expansión a costa de territorios islámicos, ocupó la que llamaría Eivissa, el 8 agosto de 1235, dividiéndola entre los señores feudales catalanes que participaron en la conquista y repoblándola con colonos provenientes fundamentalmente de Cataluña. Se creó un órgano de gobierno insular llamado “La Universitat”, formado por los que sabían leer y escribir, gestor de bienes públicos como las Salinas.

 

guias-ibiza-historia2

 

Tenemos de esa época multitud de construcciones: las primeras iglesias, como la actual Catedral, dedicada a Sta. Maria de las Nieves y otras cuatro que además son fortalezas. Los molinos de agua a lo largo del rio de Sta. Eulària, las torres de defensa interiores, etc. Poco a poco el Mediterráneo se convirtió en un gran teatro de operaciones de guerra, donde participaban corsarios de todas las banderas. Éstas islas, frontera marítima de lo que más tarde se definió como el Imperio Español tuvieron un papel destacado a la hora de intentar detener el avance del enemigo de turno, por ejemplo del turco, ése fue el motivo de la construcción de las úlitmas murallas, las renacentistas, las más evidentes, que defienden aún hoy dia Dalt Vila, denominación local para la parte alta de la ciudad de Ibiza.